fbpx

Pam & Keith | Boda íntima en Vancouver

Boda íntima en Vancouver

“When long days knock you down, when cold winds turn me ’round, take me out into the night ’cause the only way to spend our time”

 

Seguimos montados en nuestra montaña rusa nostálgica, pero está vez nos toca cambiar de barraca, ¿cuál será la próxima parada dentro de nuestro particular parque de atracciones llamado Melancolía?

Volvemos a la carga con otra boda urbana e íntima en pleno Downtown de Vancouver. Antes de introduciros en uno de nuestros últimos trabajos en Canadá, os invitamos a que os peguéis un garbeo por una boda de atmósfera similar, la de Jaqueline & T-Shire en uno de los barrios con más encanto del centro de Vancouver.

Conocimos a esta pareja tan cañera durante la boda en México de nuestros queridos Ioana & Patrick y ambas partes tuvimos un auténtico flechazo, ellos quedaron prendados de nuestro trabajo y nosotros de la simpatía y cercanía que desprendían de cada uno de sus gestos, ¡no tenéis más que ver la sonrisa en cada una de las fotos!

Pam & Keith no dudaron en recorrer los casi 1000km que separan a Calgary, una de las ciudades más gélidas del interior de Canadá, de Vancouver para intercambiar votos y consolidar su unión en una ceremonia al abrigo del Océano Pacífico. Casi la mitad de su familia reside en Vancouver por lo que, por razones obvias, decidieron dar el “sí, quiero” en una ceremonia íntima al aire libre en el Stanley Park Pavilion, edificio ubicado en lo más profundo del parque con mismo nombre.

Hasta poco antes del final de la Segunda Guerra Mundial, Stanley Park, con su cautivador faro, era uno de los enclaves más tortuosos de la periferia de Vancouver, pero, a su vez uno de los más concurridos. Hoy en día, pese a estar completamente integrado con Downtown Vancouver (a escasos 800m) la comunión con el bosque y la naturaleza ¡es brutal! La sensación de retiro y de encontrarse en mitad de las más remota naturaleza es abrumadora. En un día como este, nosotros no pudimos hacer otra cosa que adentrarnos en las fauces de este gigante verde, mostrar nuestros respetos y sentir cómo su fresco aliento boreal penetraba a través de todos y cada uno de nuestros poros.

PREVIOUS POST
NEXT POST
Leer comentarios
Ocultar comentarios
ONE COMMENT

Añadir comentario

TYPE AND HIT ENTER