Jacqueline & Tshire | Boda en Vancouver

Jacqueline & T-shire | Boda en Vancouver, Canadá

¡Llega a nuestro blog la boda en Vancouver de Jacqueline y Tshire en un momento de montaña rusa melancólica para nosotros! Dentro de un mes se van a cumplir dos años desde que decidiéramos montar nuestro particular asentamiento en las americas y no podríamos estar más embargados por la nostalgia.

Se nos ocurren pocas experiencias tan americanas como que la que tuvimos durante la boda de Jacqueline y Tshire en pleno Downtown Vancouver. Bueno, sí, hacer Trick or Treat por primera vez siendo ya adultos en el Halloween más mágico que hemos tenido nunca. Un punto de inflexión dentro de nuestra aventura canadiense que provocó que nuestro corazón se dividiese un poco más entre el nuevo mundo y el viejo continente.

Sin embargo, en los que a bodas respecta, ¿existe algo más americano que recorrer las calles del centro de la ciudad momentos antes de casarse en uno de los restaurantes con más clase y encanto de Vancouver? Durante esta boda conseguimos visitar los lugares más emblemáticos de la ciudad, desde las cuadriculadas calles del distrito financiero en Downtown, hasta la bahía de Coal Harbour, pasando por el famoso Stanley Park, el parque urbano más grande del país.

El amparo de los rascacielos fue nuestro estridente hogar durante casi un año y medio, pero, en esta ocasión, fueron esas mismas estructuras las que se alzaron como colosos silenciosos para atestiguar la unión de Jacqueline & Tshire. Silenciosos porque, para nuestra sorpresa, este fue uno de los días más sosegados y tranquilos que tuvimos durante nuestra aventura en Canadá, como si la ciudad hubiese decidido cesar parte de su actividad para acompañar respetuosamente a Jacqueline & Tshire durante uno de los momentos cardinales de su vida. Nos dimos cuenta de que, pese a estar en pleno núcleo urbano, vivimos un día que estuvo impregnado de la más absoluta solemnidad. En este mismo blog hemos hablado, en otras ocasiones, de lo ancestral de las montañas, en Vancouver, por el contrario, las inmensas paredes de rascacielos son la máxima expresión de modernidad y, como en tantas otras ciudades norteamericanas configuran gran parte de su identidad. 

La ceremonia, el banquete y la fiesta, por su parte, fueron harina de otro costal, Jacqueline & Tshire decidieron festejar con los suyos en el restaurante de bodas por excelencia, Brix & Mortar, un elegante y discreto local ubicado en el barrio de Yaletown. Aquí hubo lugar para las risas, para la música con clase y para unas lecciones de baile de la mano de Tshire y uno de sus invitados, unos auténticos gentlemen que nos enseñaron el verdadero significado de tener flow. Dicho lo cual, poco más tenemos que añadir a una de las bodas más especiales e íntimas de nuestro blog, tan íntima, que solamente tardamos cinco minutos en llegar caminando de vuelta a nuestro hogar.

 

“Secrets I have held in my heart, are harder to hide than I thought. Maybe I just wanna be yours, I wanna be yours, I wanna be yours”

 

PREVIOUS POST

Añadir comentario

TYPE AND HIT ENTER